25 N ¿Algo qué conmemorar?

Por: Pamela C. León

Toluca, México 25 de noviembre. Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer designado como tal desde 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, pero en México la violencia contra las mujeres y niñas no cesa.

Sofía Alejandra de 12 años desapareció de casa de su abuela el pasado 11 de noviembre de 2020 y se abrió una carpeta de investigación tras la denuncia del padre de Sofía quien acudió a reportar que había recibido una llamada donde le informaron que su hija estaba secuestrada y que debía pagar una fuerte cantidad de dinero para lograr su liberación.

El domingo pasado, 11 días después de la denuncia, alrededor de las 15:00 horas se localizó el cuerpo de la menor en un camino de terracería que lleva a la colonia Abel Dávila, en Fresnillo, Zacatecas. De acuerdo con los resultados forenses se determinó que la causa de muerte fue asfixia, además de que el cuerpo tenía signos de agresión sexual.

En respuesta a los hechos, habitantes de Fresnillo iniciaron con protestas, los primeros actos consistieron en colocar velas encendidas y cruces, después incendiaron las instalaciones de la presidencia municipal y las letras turísticas de Fresnillo. La colectiva Nantzin Zacatecas lanzó un comunicado «El que todos los días en este país asesinen a 11 niñas y mujeres constituye una Emergencia Nacional; la violencia machista que vivimos todos los días se representa con la forma más cruel de violencia y odio contra las niñas y las mujeres, los feminicidios. A las niñas las desaparecen, las torturan, las violan y las asesinan: México es un territorio de terror y desigualdades» dirigido al gobernador, al Fiscal general y al alcalde de Fresnillo, Zacatecas.

Del 7 al 9 de noviembre, Toluca despertó, pero tres mujeres que habitaban la ciudad ya no, primero, Karina López de 21 años fue encontrada sin vida en la Colonia 8 Cedros dentro de un inmueble. Al día siguiente Karla Isela Meléndez Cedillo de 25 años egresada de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México fue hallada sin vida dentro de la bañera del domicilio donde habitaba, esto en la colonia Guadalupe Club Jardín, la victima mostraba señales de violencia y golpes en rostro, después se encontró el cuerpo de una mujer que aún no ha sido identificada en la comunidad de San José Guadalupe Otzacatipan.

Como respuesta a estos hechos, colectivas feministas, familiares de las víctimas y estudiantes realizaron una macha el 11 de noviembre que partió del centro de la ciudad en la Plaza de los Mártires en Toluca y se dirigió al Centro de Justicia ubicado en Paseo Matlazincas, para exigir justicia y al grito de “Ni Una Más” se demandó a las autoridades cumplir con su trabajo.

En el oriente del país, en Cancún, Quintana Roo ocurrieron otros dos feminicidios en menos de 24 horas, el lunes[UdW1]  9 de noviembre se confirmó el hallazgo del cadáver de la Joven Bianca Alejandrina, conocida como “Alexis” de 20 años de edad y sobre quien se emitió una alerta de desaparición desde el 7 de noviembre pasado. El segundo feminicidio ocurrió en la Supermanzana 75, donde se encontró el cuerpo de una mujer quien aún no ha sido identificada, el cuerpo presentaba heridas de arma blanca y un disparo en la cabeza.

Tras los hechos ocurridos en Cancún la Agrupación Furias Violetas-Colectiva Cancún preparó y llevó a cabo una manifestación para exigir justicia, los elementos de la policía de Quintana Roo y la Gendarmería respondieron a tiros para dispersar dicha manifestación, con detonaciones de arma de fuego; como consecuencia resultaron heridas varias personas, entre ellas la periodista Cecilia Solís de Radio Turquesa con un impacto en el pie y Roberto Becerril de La verdad quien recibió un tiro en el hombro.

El 10 de noviembre Mara Lezama, presidenta municipal de Cancún confirmó la destitución de Eduardo Santamaría quien siendo director de la Policía Municipal ordenó disparar contra las mujeres que se manifestaban en las inmediaciones de la presidencia municipal de Cancún.

En México hay una pandemia de feminicidios, la constante sigue siendo la impunidad. Las colectivas feministas y familiares de las víctimas actúan de manera inmediata, poniendo en riesgo la propia integridad como en el caso de Cancún dónde las mismas autoridades reprimen las protestas.

No es un tema de geografía, en todas las zonas del país están asesinando mujeres y niñas todos los días. La falta de acciones concretas por parte del Estado para erradicar la violencia feminicida de manera pronta, la burocracia, la represión, la indiferencia, la impunidad, la corrupción y la gran falta de sensibilidad ante hechos tan lamentables también están asesinando mujeres y niñas, es un aparato que con tantas omisiones se ha vuelto cómplice de todas esas muertes.

Si las violencias contra la mujer no paran, si la injusticia sigue vigente, si los feminicidios no cesan, si la represión sigue siendo una constante, la lucha por las mujeres no parará, es momento de “¡que caiga con fuerza el feminicida!” (Vivir Quintana, Canción sin miedo)


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *